Nuestro Blog

Arreglar vuestro calefactor de agua

Arreglar vuestro calefactor no es una labor simple de realizar ya que interceden muchos factores. Por esta sencilla razón, lo mejor es que vayas a un técnico especializado en esta área para que logréis acomodaros y que no os perjudiquéis más de lo necesario.

Restauración de vuestro calefactor de agua

Existen diferentes formas de que os deis cuenta si vuestro calefactor está dejando de funcionar correctamente, presta suma atención a las siguientes indicaciones:

En qué momento debes arreglar vuestros calefactores de agua

Cuando este al encender calienta de una vez, está en una de las maneras más sencillas de que os percatéis  que vuestro calefactor de agua se está comenzando a dañar, simplemente, porque escasamente logra calentar, principalmente lo notareis al tomar vuestras duchas y que el agua que fluye por estas no se mantenga en la temperatura usual, sino que se pondrá hasta fría, en este punto exacto es donde debéis buscar la forma de que evaluéis un técnico fontanero, sobre todo si esto ocurre en la estación invernal.

Qué momento será el preciso para que coloques un electrodoméstico nuevo

Es muy común que os des cuenta que vuestro calefactor de agua ya no esté en buen funcionamiento cuando vosotros queréis colocar uno nuevo este necesite de mucha más cantidad de agua para su perfecto funcionamiento. En este momento es cuando necesitareis sustituir este por uno con mayor dimensión con respecto al agua. Un técnico especializado en el tema os sabrá direccionar y os dará la información necesaria para que vosotros sepáis cuál es la mejor opción.

Si en vuestro caso es el termostato el que está dañado

Anteriormente hemos mencionado que cuando a vosotros el agua os fluya fría justamente será porque el calefactor ya no funciona bien, pero no en todas las ocasiones será de este modo; existe la gran posibilidad de que sea el termostato el cual esté deteriorado y que esta sea la causa de que vuestro calefactor no caliente suficientemente vuestra agua. Esta es una labor bastante complicada, así que en estos casos lo más recomendables es que llaméis a los profesionales, y que estos sean los facultados en los distintos arreglos que serán necesarios, y así en adelante siempre tendrás agua caliente.

Tuberias atascadas

Otra razón por la que el agua no fluye con presión o simplemente no calienta lo suficiente es debido a las tuberias tapadas o que las mismas contengan  algún escape, siempre hay que tener presente que a través de las tuberias es que el flujo de agua recorrerá vuestros hogares, lo que corresponde a que si existe alguna obstrucción o fuga esta no llegará correctamente a todos los lugares.

La solución a estas dificultades es más sencilla de lo que creeréis. Tratad de buscar las obstaculizaciones en vuestras tuberias o las fugas que puedan tener. Si vosotros lograsteis quitar la obstaculización no será obligatorio que contratéis a un técnico, más sin embargo, si es la primera vez que te sucede, lo mejor es que llaméis a un profesional.

Es de suma importancia que no os permitáis que vuestro calefactor de agua se mantenga dañado o con algún  desperfecto por un largo periodo de tiempo, ya que más adelante no podréis repararle sino que tendréis que restituirlo por uno nuevo. Lo ideal es que os comuniquéis con un fontanero, el cual te informará de vuestro fallo, y si lo realizáis a tiempo, el costo será bajo.

Entérate de algunos consejos para ahorrar agua

El ahorrar agua en casa es muy importante no sólo porque te ahorrarás al pagar facturas del servicio, sino porque también cooperas con el medio ambiente, es por esto que muy es necesario estar al pendiente del funcionamiento de las tuberías.

Lo primordial es tratar de impedir que haya constantes goteos en los grifos, fugas de agua, tuberías en mal estado y además es sumamente importante mantener limpias las tuberías para evitar inundaciones que pueden generar gran desperdicio de agua y puedan causar daños en tus pertenencias. En esta oportunidad obtendrás algunos consejos que te serán de mucha utilidad.

Aprende lo que debes hacer para ahorrar agua

En muchos de las familias el mal gastar el agua es algo muy frecuente, y sucede porque no cuentan con hábitos para ahorrar agua o el conocimiento de lo perjudicial que puede ser el desperdicio del vital líquido de manera constante bien sea a mediano o a largo plazo. Lo ideal es que tomes en cuenta estos consejos imprescindibles:

  • Chequea que no haya fugas de agua

La inspección constante de toda la red de saneamiento que hay en la vivienda es una de las primeras cosas que hay que hacer para empezar a ahorrar agua, ya que con una inspección puedes detectar ciertas fugas de agua en cisternas, filtros, bombas, calderas, bombas, tuberías visibles, aunque sea muy mínima, si la fuga es por tanto tiempo, el derroche de agua cada vez se hace mucho más grande.

  • Mantenimiento y limpieza a las tuberías y filtros

Mantener limpias las tuberías es clave para preservar el estado de las mismas, expertos recomienda colocar rejillas en los huecos de los desagües para que estas impidan que restos de comida o algún objeto solido pueda colarse y dañar las tuberías o quedarse atorado. Algo que también funciona para limpiarlas es echar en el desagüe bicarbonato con agua caliente. Limpia también con regularidad los filtros de algunos electrodomésticos, para que estén en buen funcionamiento, y ve que las mangueras de desagües de estos funcionen correctamente.

  • Atento con goteras en llaves y grifos

Procura chequear que al cerrar los grifos de lavabos, fregadores y hasta de las duchas a estos no le queden goteras, porque cuando hay salida de agua constante es porque las llaves presentan problemas, que pueden ser reparados o definitivamente ya requieren de un reemplazo.

  • Ojo con las humedades

Así como puede haber fugas de agua visibles como las ya mencionadas, puede haber fuga de agua que sea reflejada con humedades, normalmente estas se  ven en las áreas de la cocina y en el baño, puede ser humedades en baldosas, en los laterales del inodoro, paredes o simplemente encontrarte con charcos de agua casi inexplicables.

 

Lo recomendable es que cuando veas que el problema de fuga no lo puedes resolver, dejar el trabajo en manos de profesionales capacitados para poder solucionar las situaciones de fugas que no puedas controlar, y así podrás ahorrar agua.